8 de noviembre de 2010

y ahora, ¿pa' dónde vamos?

Comienza la huída del volcán, logró espantarnos (¿y a quién no? Aunque admito que ya yo venía asustada desde antes jeje). Pues sin mucho que pensar decidimos escapar a algún sitio fuera del área de peligro. Sin saber exactamente nuestro destino y confiándonos de la palabra de una amiga que también iba en escapada, llegamos a un pueblo al noreste de Java, llamado Cirebon.

Según nuestra biblia, este pueblo era “un crisol de culturas que mezcla los restos esparcidos del antiguo reino islámico que una vez se estableció en esta zona, con un cóctel más contemporáneo de cultura javanesa, sundanesa y china”. Así que íbamos con la esperanza de encontrar un lindo pueblito, lleno de tradición, interesante. No voy a decir que fue una desilusión, pero una muy mala elección sí lo fue, aunque por lo menos estábamos a salvo del volcán.





Llegamos en la noche, comenzamos a buscar hotel, caminar y caminar. Nuestro presupuesto no se ajustaba a ninguno de los hoteles que tenían habitaciones, sólo a uno de cuyas condiciones no voy a hablar. Allí pasamos dos noches. El hotel “Famili”, que era cualquier cosa menos ambiente familiar, aunque capaz familias nuevas salían de allí. No hace falta decir más. Menos mal que la última noche conseguimos otro sitio, más costoso, pero necesario.


Nuestra visita a Cirebon comenzó con cansancio, la búsqueda de hotel nos había dejado reventados, y quedarse a descansar en el hotel no era muy placentero. Nos lanzamos a buscar casa, pero nos dimos cuenta que no estaríamos muchos días allí, así que desistimos de ese plan y nos aventuramos a la parte turística. Comenzamos visitando el Kraton Kesepuhan, luego de una lluvia fuerte pero rápida, conseguimos hacer el recorrido de media hora por un pequeño palacio de lo más acogedor, lo suficientemente preservado a pesar de la poca ayuda económica que tiene. El palacio, construido en 1527, conserva mosaicos traídos de China, Holanda y extrañamente unos que narran la historia del cristianismo.






Actualmente, el palacio sigue siendo la residencia del Sultán, y la única zona abierta al público es donde el Sultán solía relajarse, comer y rezar. Luego de este sitio, nos llevaron a ver la atracción del lugar, una carroza (kereta) toda dorada con tronco de elefante (hindú), cuerpo y cabeza de un dragón (chino budista) y alas (islam) que solía ser llevada por cuatro búfalos blancos, bastante rara, muy interesante, pero rara al fin. Terminamos nuestro recorrido allí con fotos de nosotros en todas partes, gracias a nuestro muy amable guía que insistía en tomarnos fotos en cualquier sitio que a él (porque a nosotros no) le parecía interesante. Que buena gente.


Preparados para otra buena caminata, nos fuimos al templo chino, el cual nos hizo salir de Indonesia por unos minutos. Este hermoso templo, muy bien cuidado, recoge a la comunidad china de la zona, la cual se encarga de mantenerlo. Al entrar, nos envolvió un rico olor a incienso, el color rojo proveniente de los altares y la sensación de estar en China, porque todo había cambiado y no entendíamos nada. Nos atendió un señor muy simpático, y nos llevó por todo el templo. Mientras nos explicaba que el templo era budista mahayana, veíamos a una persona que realizaba un ritual al frente de uno de los altares. Se tapaba los ojos con las manos y al destaparsela las batía en dirección al piso, como despojándose de algo. Continuamos y nos conseguimos con un ancla de dos metros, que fue encontrada en el sitio, puesto que esta parte estuvo mucho tiempo debajo del agua. Salimos contentos del templo, cada uno con un paquetico de incienso, y volvimos a nuestra pateadera en busca de algo interesante, que no encontramos, así que nos fuimos a comer arroz frito y unos ricos platanitos que me recuerdan a mi país.



En la mezquita.

Nuestro paso por Cirebon, más que aventuras fue caminar, caminar y pagar caro por la comida (por ser extranjeros), pero volvimos a recordar la parte de viajar, y de cargar mochilas (esta última recordada sólo por Luifer que llevó la mochila todo el tiempo :))  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...