13 de enero de 2011

Nuestro kampung.

Personajes: Luisana, Luisfer, Angela, Alejandro, Pak Maryono, Kees, Simon, Ibu loca, niña de al lado, niños varios, becerrito, vaca, vecino de la casa de atrás, vecinos,


Escenario: Linda villa en el medio de los arrozales, con vista al Merapi,




Escena 1.
Una callecita de piedras. Cruce a la derecha. Arrozales. Calle de cemento, a la izquierda un canal de agua de aproximadamente un metro de ancho. Canal que no sólo se encarga del agua de los arrozales, sino también de la limpieza personal y corporal (sí, eso) de muchos de nuestros vecinos. Seguimos. Comienzan a aparecer las casas. Pequeñas, grandes, de cemento, de madera, techos de zinc, tejas. Árboles, palmeras. Arrozales. Piscina rudimentaria de pesca. Policías acostados. Huecos. Sonrisas. Motos. Bicicletas. Monggo.


Escena 2.
Una casita verde al lado de nuestra casa. Es una tienda. Una señora. La ibu loca. Decenas de gallinas, gallos, pollitos. La ibu grita. Lanza basura. Grita de nuevo. Nos mira mal. No saluda. Le grita a la niña de al lado. Pobrecita, no tiene remedio. Está viejita, no sonríe, por el canal corren todos los desperdicios de la tienda. Llegan los mismos niños a comprarle cosas, les grita, los regaña. No sabemos su nombre.




Escena 3.
Madera. Martillazos. Té caliente. Un hombre. Pak Maryono. Nuestro vecino más pana (jajaja). Ayuda a todo el mundo sin esperar nada a cambio, y como es tan buena persona somos recíprocos con él. Tiene tres hijos y acaba de tener dos nietos. Vive en una casita humilde, con el taller de tallado al frente. Vivió en África un año. Talla a una velocidad increíble y siempre está dispuesto a enseñar. Me hizo el favor de tallarle un nacimiento con ropa tradicional de Yogya a mi mamá. De regalo nos dejó un cavernícola, pesa más de un kilo y no podremos llevarlo a Venezuela. Gracias miles Pak.




Escena 4.
A lo lejos se comienza a escuchar “Hello, mister”. Son aproximadamente diez niños jugando en la calle. Algunos en bicicleta, otros corren y otros chapotean en el canal. Están por todos lados. Son traviesos y curiosos. Juegan todo el día. Algunos no van al colegio. Encuentran una iguana, la amarran y luego la olvidan. Pescan en el canal. Fastidian a la vaca y el becerrito.


Escena 5.
El “Bambú Café”. Construido por Sebastián, Kees y algunos vecinos hace un año, está de la casa de Simón y Kees (antigua casa de Sebas). Vista al norte: arrozal. Vista al sur: arrozal. Espacio perfecto para las fiestas de extranjeros y de aquellos indo-extranjeros.


Hay una tormenta y el bambú queda de lado, lo arreglan y lo repotencian. Ahora tiene un lindo banquito y una mesa, todos hechos de bambú también. Entre Simón y Kees lo arreglaron.


Escena 6.
Una casa. Cuatro extranjeros. Se llaman Angela, Alejandro, Luisfer y Luisana. Tres gatitos. Se llaman Sore, Siang y Malam. Vasos con té y café. Risas. Voces fuertes. Silencio. Risas. Juego con los gatos. Risas. Hambre. Salen, van al waroeng. Se despiden. Dos casas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...