23 de febrero de 2011

Comer en indonesia (I)

Tan particular como es el idioma, resulta la comida. Dependiendo de cada región existen platos con pequeñas variaciones en la preparación pero que identifican cada pueblito, isla, ciudad. También existe horario para la comida, en la mañana y al mediodía se acostumbra comer frío, es decir, comida que tiene rato preparada, mientras que a partir de las 5 de la tarde se hacen los platos calientes.


Indonesia se caracteriza por una cocina simple, de fácil preparación, accesible económicamente para todos. Si la familia indonesia es pequeña, es decir, la pareja y un hijo, acostumbran comer en la calle, puesto que sale mucho más económico. Mientras que si la familia es numerosa se come en casa. Todos los platos se componen de una cantidad considerable de arroz sin sal y pegajoso y los demás son acompañantes, entiéndanse estos como pollo, carne, pescado, vegetales, etc. Entonces tenemos por ejemplo en Jogjakarta uno de los platos más fáciles que es arroz y pollo frito. Nada más. Lo que le da sabor al plato es lo salado del pollo (debo admitir que de todos este fue mi favorito). El pollo es “deep fried”, es decir se sumerge en aceite hirviendo, no le quitan la piel y el tamaño es bastante pequeño. Ahora el caso de Solo (a 40 km de Jogjakarta) la variación es que el pollo es asado, se conoce como ayam bakar, y su sabor es dulce.
Si nos movemos un poco más al noroeste de Java, y llegamos a Cirebon, encontramos un plato hecho con salsa de maní. Se llama gado-gado (gado2) y consta de vegetales cocidos al vapor, huevo sancochado y lontong (hallaquitas hechas con arroz procesado), a todo esto le ponen una salsa hecha de maní sofrito, chile picante, gula jawa (papelón), hojas de limón, tamarindo, ajo y sal. Queda como una pasta bastante suelta y bañan la comida.
En Jogjakarta también se come mucho arroz frito, “nasi goreng”, y mientras aquí es salado, en Yakarta, tiene un sabor dulce. Si nos cansamos del arroz, comíamos fideos fritos, “mie goreng”, que es la misma preparación y sazón del arroz. Pero si se ponen más creativos (en este caso Luisfer), podían pedir que unieran el arroz y los fideos y crearan el plato típico de la región de Magelang, el “Magelangan”.


Debido a lo fría que era la comida al mediodía, casi siempre nos decidíamos por comer sopas. “Soto” (sopa en indonesio) era un caldo no muy condimentado, con pedacitos de pollo, fideos, arroz y brotes de soya, se le añadía limón y dependiendo del gusto, picante. También encontrábamos el “bakso”, bolitas de carne (vaya usted a saber qué carne) al vapor, servidos también en caldo con pedacitos de tofu, bolitas de carne fritas, brotes de soya. Debo admitir que al principio el bakso me daba miedo, bastó que Luisfer lo probara y yo me animara, descubriera que era buenísimo y no parara de comerlo por una semana hasta aburrirlo.


Continuará...

1 comentario:

  1. Qué buena información Luisana! Ahora me entero de cómo se llaman comidas que comí (o no pude comer, bah!)
    Espero el próximo capítulo!!!
    Podría seguir de comidas o también de medios de transporte, ropas, costumbres familiares y barriales, religiones, expresiones artísticas, reglas de convivencia... Bueno, paro para no atosigarte! jajaja!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...